Flores preservadas

Compartir en
Flores preservadas

Es una inquietud que compraten muchos usuarios, elegir entre; ¿Plantas artificiales o naturales? y ¿Cómo decorar con flores preservadas?

Aunque por lo general buscamos flores frescas, en esta ocasión centrémonos en las flores preservadas que son 100% naturales. Solo que en lugar de dejarlas secar de forma natural, las flores frescas se sumergen en una preparación que mezcla glicerina con otros productos vegetales naturales. Tras unos días, el líquido sustituye por completo la savia de la planta.

Son ramos duraderos por los que apenas tendrás que preocuparte. Adiós a los cambio de agua y a la preocupación de si les da mucho el sol o no. Así que puedes ponerlas donde quieras dar un toque cálido y romántico en casa. Como centro de mesa, sobre la consola del recibidor, en la mesilla de noche o la cómoda del dormitorio.

Si te apasiona la decoración con flores te encantarán las flores preservadas. Con ellas puedes crear ramos y detalles para decorar cualquier rincón de casa. Y también coronas, tocados, ramos de novia…

¿Cuánto duran las flores preservadas?

Duran mucho tiempo, meses, incluso años. El principal objetivo de esta técnica, es que la flor dure el mayor tiempo posible intacta; conservando en la medida de lo posible las características de la flor natural. Con el tiempo, debido a la luz, van perdiendo color pero no se caen como ocurre con las flores secas.

¿Dónde las pongo en casa?

Lo ideal es un lugar templado, sin luz directa, corrientes de aire o calores excesivos, pues están tratadas pero aún así sienten. Los cambios bruscos como luz de focos o la sequedad de los aires acondicionados pueden afectar el aspecto de las flores.

Mantenimiento mínimo

No es necesario ni regarlas ni podarlas. El único mantenimiento que requieren se reduce a desempolvarlas ocasionalmente con un secador o un paño suave.